Sergei Jirnov, formado en la misma escuela de la KGB que Putin, ha mencionado varios aspectos que pondrían fin al conflicto

Guerra Ucrania – Rusia, en directo

Casi 20.000 niños ucranianos han sido «secuestrados» por Rusia desde el comienzo de la guerra

Presidente de Rusia, Vladimir Putin

Presidente de Rusia, Vladimir Putin REUTERS

La guerra de Ucrania ya lleva más de un año y medio en el que el conflicto con Rusia no cesa. Mientras que Kiev sigue luchando para no ser derrotado, Putin no retrocede, pero tampoco ha cumplido su objetivo. Sergei Jirnov es un exespía del KGB establecido en Occidente, ha concebido una entrevista al diario belga ‘L’Echo‘, en el que presenta su análisis sobre el futuro del conflicto.

Para Jirnov, Ucrania tiene la capacidad de ganar esta guerra, pero no tiene el equipamiento suficiente para hacerlo. Explica que si los países aliados proporcionan a Zelenski todas las armas que requiere «podrá empujar al ejército ruso más allá de su territorio e incluso de Crimea». «Si Occidente no hace esto, o si tarda demasiado, los rusos resistirán por años venideros», ha sentenciado.

«Tengo la impresión de que todo el mundo tiene miedo de que esta guerra termine, y esa es la razón por la que no estamos suministrando todas las armas necesarias a Ucrania», ha añadido el exespía.

Asimismo, considera que la guerra está en un callejón sin salida: «Ucrania debe ganar y los rusos no deben perder demasiado. De lo contrario, existe el riesgo de que Putin use armas nucleares. Nunca aceptará la derrota».

De esta manera, se teme que haya una victoria por parte de Ucrania porque podría significar que el presidente ruso avance con reacciones extremas. «En su biografía, Vladimir Putin relata un episodio de su infancia cuando fue atacado por una rata. Había logrado acorralarla y estaba a punto de golpearla con una barra de hierro y fue entonces cuando la bestia atacó con violencia», ha explicado. «Hoy está exactamente en la misma situación. Putin está acorralado como una rata. Lo que más temo es que si Ucrania gana, presione el botón».

«Rusia no puede ganar la guerra convencional. Su ejército tiene solo 1,5 millones de hombres mal entrenados y mal equipados, se reduce a salir de los viejos tanques soviéticos T-54. Todo es falso. Han gastado su dinero en fabricar misiles hipersónicos y Tanques Armata, pero solo tienen unos pocos», ha mencionado en la mencionada entrevista.

Además, ha señalado que Putin tiene «6.000 ojivas nucleares de las cuales 1.800 están en servicio».

«Podría haber usado armas nucleares el 24 de febrero de 2022, durante el ataque. Hoy es demasiado tarde. Si hubiera usado armas nucleares contra Kiev, la OTAN estaba lista para pulverizar los 17 barcos de la flota rusa en el Mar Negro y los 350.000 soldados en el frente oriental», ha señalado.

Putin en La Haya

Con el ejército ruso incapaz de ganar y Ucrania sin armas suficientes para culminar su contraataque, Jirnov ve una salida en la reciente orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional en La Haya (CPI) contra Vladimir Putin.

«La única solución es arrestar a Putin y entregarlo a La Haya, como ocurrió con el presidente serbio Slobodan Milosevic», ha resumido. «Putin nunca aceptará la derrota. Tendremos que hacer las paces sin él, después de enviarlo a prisión. Es posible detenerlo». «La gente a su alrededor comienza a tener miedo de perderlo todo. De moverse. Unos quince pesos pesados han dejado el régimen o huyeron de Rusia», ha analizado Jirnov.

La detención, para muchos analistas, es una hipótesis improbable, ya que el presidente ruso está protegido por una escolta de cientos de soldados, pero para el exespía «no es imposible, el ejército ruso y el FSB tienen los medios para arrestarlo. Su guardia cercana también puede hacerlo. Putin está empezando a asustar a la gente y las cosas se están moviendo. Lo que digo está basado en entrevistas con exmiembros del KGB», ha asegurado.

Perfil de Vladimir Putin

Formado en la misma escuela de la KGB que Vladimir Putin, el exespía Jirnov analiza su perfil. «No leyó casi nada en su vida, excepto cuentos de hadas para niños cuando tenía 6 años, a los que todavía se refiere a menudo hoy en día», ha explicado. Y describe al presidente ruso como «un sociópata». «Soy ruso y digo que Putin está matando a Rusia. No tiene empatía. Ya no es racional».

«Es difícil entender por qué alguien que permanece en el poder durante años, con una economía en funcionamiento, pone todo patas arriba de la noche a la mañana al lanzar una guerra», ha mencionado.

El error del Kremlin

«El error más grave del Kremlin fue reconocer las repúblicas independientes de Donetsk y Lugansk el 21 de febrero», ha comentado. Al hacer esto, confirmó la agresión rusa, mientras evocó la protección de los ucranianos de habla rusa contra Kiev.

El exespía ha afirmado que «Putin es débil, sólo tiene a China de su lado… y se beneficia a muerte».

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *