La miel con el mejor sabor del mundo es de Castellón

José Meseguer, un apicultor natural de Vallibona ha conseguido con su miel el galardón a ‘la miel con el mejor sabor del mundo’ tras coronarse como vencedor en The Black Jar Honey-Tasting Contest, un prestigioso concurso internacional celebrado en Asheville, Carolina del Norte.

Cada año, cientos de apicultores de todo el mundo participan en el concurso de miel más grande del planeta con la esperanza de ganar el título de la miel con mejor sabor del mundo en el prestigioso certamen The Black Jar Honey-Tasting Contest. Tras una preselección de entre cientos de mieles, solamente un total de 30 finalistas consiguen llegar a la última ronda del certamen.

En la 12ª edición del Concurso Internacional Anual de Degustación de Miel, la miel castellonense presentada bajo el nombre de ‘La Bresca’ se ha impuesto a los 29 finalistas de todo el mundo que consiguieron pasar a la última ronda.

Premio The Black Jar Honey-Tasting Contest.

El mejor sabor del mundo

Este año, en la fase final ha habido representantes de los cinco continentes del globo. Entre las finalistas, había mieles procedentes también de países como Canadá, Israel, Arabia Saudita, Sudáfrica, además de otros dos representantes españoles, uno de las Islas Canarias y otro de Cantabria. Aparte de este ‘gran premio’ que ha conseguido Meseguer con su miel de Vallibona, el certamen otorga premios según el tipo de miel que se ha repartido entre Holanda, Eslovaquia, Uruguay y Estados Unidos.

Meseguer ya se presentó el año pasado, pero no consiguió hacerse con el galardón. Pero consiguió colarse entre los finalistas. Este resultado animó al castellonense a presentarse de nuevo al concurso este año.

Una herencia familiar

José Meseguer ha heredado su pasión por la apicultura de su familia. Este hobby es una tradición transmitida de generación en generación, ya que tanto su abuelo como su padre practicaban esta actividad como forma de entretenimiento. La familia Meseguer se implica activamente en la apicultura, y José no es una excepción. Con alrededor de 40 colmenas distribuidas en dos ubicaciones, el Mas del Pont y las proximidades de la ermita de Sant Domingo, la pasión por las abejas está profundamente arraigada en su vida.

José Meseguer en Vallibona.

La principal fuente de miel en las colmenas de Vallibona es el tomillo, aunque también recolecta miel de romero y diversas flores autóctonas del municipio de Els Ports. La calidad de su miel fue respaldada por un análisis realizado en una empresa de Castellón, lo que le dio la confianza para presentar su producto bajo el nombre de ‘La Bresca’ en el concurso estadounidense.

A pesar de tener más de 20 años de experiencia en la apicultura y poseer numerosas colmenas, José Meseguer nunca se ha dedicado profesionalmente a ello ni comercializaba este producto. La miel que recolectaba era para uso personal, y en ocasiones la regalaba a familiares o amigos. Sin embargo, este galardón ha hecho el vallibonense se plantee empezar a comercializar este producto.

José Meseguer con una clomena.

Ganar este premio ha sido un punto de inflexión para José, quien ahora tiene ambiciones más grandes en el mundo de la apicultura.

Además de su propio éxito, el Black Jar Event también tiene un propósito benéfico. Las ganancias generadas por este evento se destinan al Centre for Honeybee Research, una organización sin fines de lucro dedicada a la investigación educativa en apicultura. Fundada en 2011, esta institución tiene como objetivo recopilar datos objetivos en una plataforma de código abierto y no patentada para el beneficio de investigadores, apicultores y legisladores, con el objetivo de asegurar la supervivencia de las abejas.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *