La justicia capitalina con el dúo Godoy-Guerra

Ciudad de México /


Se acumulan focos rojos por la actuación de los encargados de la (in)justicia en CdMx.

Como cultura general, ésta no tiene nada que ver con el Poder Judicial federal que preside la ministra Norma Lucía Piña. La aclaración parecería estar de más, pero ya ven que en una mañanera (¿sin querer queriendo?) López Obrador confundió al fiscal general con un juez (y de paso dijo que era una persona recta).

La procuración de justicia de la capital del país, con Ernestina Godoy al frente, y la impartición, liderada por Rafael Guerra, se ha convertido en correas de transmisión de los deseos de Palacio, de la FGR o de intereses internos.

Por ejemplo, Ernestina inventó un delito para detener a Alejandra Cuevas, perseguida por su pariente político Gertz Manero. Ahí, afortunadamente, intervino la Suprema Corte. Un asunto de no creerse, con audios de Alejandro Gertz incluidos.

Otro fue la participación (menor, pero presente) de la fiscalía local durante la aprehensión de la jueza de Veracruz. En un primer momento la llevaron a las instalaciones de CdMx. Hasta a la Marina enjaretaron.

Ahora el caso del fiscal de Morelos Uriel Carmona. No pondría las manos al fuego por Carmona, pero tampoco por el grupo opositor que lo detuvo.

El gobierno obradorista tiene conocimiento de la ola de violencia en el estado de Morelos. Carmona y distintos actores han señalado a Cuauhtémoc Blanco de vínculos con el narco. De hecho, Uriel lo está (o estaba) investigando. La respuesta desde la Presidencia es el apoyo incondicional al ex futbolista. Y nuevamente aparece en escena el dúo Ernestina-Rafael (con las porras de Sheinbaum). Los cargos en contra de Carmona tienen que ver con el encubrimiento del asesinato de Ariadna. Se debe hacer justicia en éste y en todos los casos de feminicidio, no usarlos con fines políticos.

Bueno, ¿y qué decir del cobijo del Poder Judicial local, que encabeza Rafael Guerra, a la ministra Yasmín Esquivel?

O el horror que ha vivido Mariel Albarrán, quien se atrevió a denunciar al ex magistrado por el abuso sexual cometido contra sus dos hijas.

¿En manos de quiénes estamos?

Qué miedo, la verdad.

Aquí entre nos

Hay alerta en Guerrero por los asesinatos de personas cercanas a los Salgado.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *