La Cineteca de las Artes completa la idea original de un proyecto cultural innovador




Periódico La Jornada
martes 08 de agosto de 2023
, p. 2a

Con la incorporación de la Cineteca de las Artes, que será inaugurada el 15 de agosto, se completa el proyecto cultural ideado por Rafael Tovar y de Teresa (1954-2016) para el Centro Nacional de las Artes (Cenart), que abrió sus puertas el 22 de abril de 1994.

María Novaro, directora del Instituto Mexicano de Cinematografía, informó que la apertura iniciará la celebración del Día Nacional del Cine Mexicano, que incluirá la exhibición gratuita durante una semana en ese recinto de producciones del país; también se realizarán 267 funciones en 60 sedes de la República, 367 transmisiones en televisoras públicas y la programación en 21 representaciones diplomáticas mexicanas en el mundo.

La celebración incluirá como homenaje central el de la actriz María Rojo, quien cumple años el 15 de agosto. “La importantísima figura en el cine mexicano durante décadas eligió sus ocho películas favoritas, que serán programadas en estas salas”, agregó Novaro.

El espacio fue administrado hasta el año pasado por una empresa privada en el Cenart; ahora fue renovado y depende de la Secretaría de Cultura federal (SC). Se hicieron trabajos de remozamiento en el recibidor, dulcerías, pasillos, escalera eléctrica, así como algunas mejoras en las salas y el equipo de proyección y sonido.

El recibidor recupera algo del ambiente de las producciones legendarias del cine mundial, a partir del uso de luces y madera.

Formación, investigación y exhibición

El Cenart fue concebido por Rafael Tovar y de Teresa, entonces presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, como una complejo innovador por reunir escuelas de formación artística, centros de investigación y especialización, así como foros de exhibición de las producciones de las artes.

Antonio Zúñiga, director del Cenart, anunció que se realizarán funciones de cine al aire libre en los espacios del recinto para que los asistentes “disfruten de lo mejor de las artes, la interdisciplina y la conexión mediante el cine”.

Añadió que la colaboración es un “campo de oportunidades para todos los programas que la dependencia está haciendo para los estudiantes de las escuelas pertenecientes al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, así como la riqueza y potencial que tendrán para ver, conocer, estar cerca, criticar, hablar y debatir de todos los temas que se presenten en las salas de este complejo.

En su turno, Alejandra Frausto sostuvo que la SC, que dirige, está interesada en el apoyo del cine desde el origen hasta que llega a sus audiencias, “para que se vea, hay que fortalecer los canales de exhibición”.

Se congratuló de la apertura de “un espacio que fue privado durante 25 años y que se recupera para el mejor cine del mundo, pero con una especial dedicatoria y lugar para el mejor cine mexicano”, y en torno a que este espacio se convierte en público y “parte de una política cultural que no deja a nadie atrás ni fuera; por eso el cine diverso que se está produciendo en esta época, que proviene de los talentos, la imaginación y la creación de todo el país, va a tener aquí un lugar muy especial”.

Destacó que “si hay una disciplina artística que puede congregar todas las demás, es el cine. Aquí se están formando generaciones en las escuelas que alberga el Cenart, en el Centro de Capacitación Cinematográfica”, y mucho de los demás procesos de creación fílmica. El cine “se convierte en un gran lienzo para el desarrollo de audiencias y, sobre todo, para el desarrollo de los derechos culturales”.

En su turno, Alejandro Pelayo, director de la Cineteca Nacional, celebró que se recuperara este espacio que había sido privado. “No fue fácil que se convirtiera en otro espacio público”.

Recordó que la concesión se venció el primero de septiembre de 2021, luego de 25 años, y exactamente un año después, tomaron posesión del complejo.

Pelayo mencionó que en la programación de este recinto no repetirá la de la Cineteca Nacional, sino que la ampliará, dando prioridad al cine mexicano, “que necesita pantallas y espacio propio”. Adelantó que los precios en el nuevo complejo serán parecidos a su similar de Xoco.

Hacia los últimos años de administración de una empresa privada, cineastas y vecinos de la zona deploraban que el complejo de exhibición se había centrado en la programación comercial, abandonando por completo la proyección de “cine de arte”.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *