Donald Trump termina la tregua y reinicia la guerra con Megan Rapinoe

Uno de los tantos sectores de Estados Unidos que celebró el triunfo de la fórmula de Joe Biden y Kamala Harris (en 2020) para que Donald Trump abandone la Casa Blanca fue el del fútbol femenino de ese país. Es que las chicas y el exmandatario mantienen serias diferencias desde hace un tiempo, a tal punto que se profundizaron en las últimas horas con el político destruyendo a Megan Rapinoe por fallar un penal en el Mundial de Fútbol disputado en Australia y Nueva Zelanda.

El deporte más popular del planeta es impredecible y los «batacazos» son permanentes, inclusive entre las chicas. El seleccionado norteamericano quedó atónito al ser uno de los favoritos a quedarse con el certamen más importante, pero se interrumpió su camino al perder (por penales) en los octavos de final frente a Suecia.



Lee también

A lo largo del desarrollo la «Todopoderosa» fue ampliamente superior a las europeas, pero fallaron en los metros finales y la definición se generó desde los doce pasos. Allí escaseó la precisión en ambos seleccionados, pero quedaron más expuestas las chicas de Estados Unidos. Para colmo, una de las que falló fue la histórica Megan Rapinoe, quien -para colmo- debió recibir el castigo de Trump.

La deportista está muy lejos de ser políticamente correcta. No se calla, exhibe su pensamiento en carne viva y no oculta su ideología a la hora de emitir un sufragio. Esta postura, lógicamente, le genera consecuencias debido a que la personalidad de Trump es casi idéntica. Tal es así que el multimillonario se manifestó con un fuerte mensaje.

“La derrota ‘impactante y absolutamente inesperada’ de la selección nacional femenina de EE. UU. ante Suecia es un testimonio de lo que le está sucediendo a nuestra nación bajo el presidente corrupto Joe Biden. Muchas de nuestras jugadoras fueron hostiles hacia nuestro país. Ningún otro país se ha comportado de esta manera”, admitió.

El mensaje de Donald, que después fue borrado

El mensaje de Donald, que después fue borrado

Pero Trump fue más allá, señalando a Rapinoe, que fue una de las que falló la ejecución en la tanda ante las suecas. “¡Buen tiro, Megan! ¡Estados Unidos se va al carajo! Maga”, sentenció.

Conflicto del pasado

El divorcio entre Rapinoe y Trump viene de lejos, incluso de antes de que éste fuera elegido, desde la campaña electoral. Par colmo, en 2019 cuando las futbolistas se consagraron bicampeonas del mundo en Francia, eligieron no asistir a la Casa Blanca como un acto de repudio a la gestión de Donald Trump.

Ese plantel demostró su activismo en distintas causas como Black Lives Matter o Pride Day, entre otras tantas, y Trump parece no estar de acuerdo. Sin ir más lejos, Rapinoe publicó una imagen de George Floyd en su cuenta de Instagram en la que detalló: «Te merecías mucho más, George. Descansá en paz y en poder. Nos debemos poner todo lo que tenemos para construir un mundo donde George no es asesinado en medio del día mientras los oficiales de seguridad miran y otras personas son privadas de la posibilidad de ayudar. Pensando y enviando amor a su familia y amigos».

En 2021, la Selección de Estados Unidos se llevó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos y a pesar de que no era el resultado que más deseaban, las jugadoras mostraron su orgullo por llevar una presea a su país. Aun así, quien no manifestó admiración fue Donald Trump.

«Si nuestro equipo de fútbol, encabezado por un grupo radical de maníacas de izquierda, no fuera ‘woke’, habrían ganado la medalla de oro en lugar del bronce. ‘Woke’ significa que pierdes, a todo lo que es ‘woke’ le va mal, y a nuestro equipo de fútbol ciertamente le ha ido mal», escribió en aquella oportunidad. Este concepto al cual alude, implica tener conciencia de la desigualdad social que existía tanto en términos económicos como de relación a la raza, género y orientación sexual. 

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *