Patricia Guerra: «Darle la vuelta a Manhattan es un gran cierre para mi carrera»

Este contenido fue publicado el 06 agosto 2023 – 12:40



Redacción deportes, 6 ago (EFE).- La mexicana Patricia Guerra aseguró este domingo que nadar 48 kilómetros en menos de ocho horas en Manhattan es la mejor experiencia, para a los 51 años, poner fin a su carrera de nadadora de aguas abiertas.

«Darle la vuelta a Manhattan ha sido un gran cierre para mi carrera; esperábamos hacer un poco menos de nueve horas y marqué 7h 57:12; el río Hudson nos trató muy bien», aseguró la deportista, que logró su proeza a menos de un mes de haber nadado de España a Marruecos en 2h 43:04, récord mexicano.

Este sábado Guerra le dio la vuelta a los 20 puentes de la isla de Manhattan, en una parte del recorrido con corriente a favor, como parte de un proyecto llamado «50+1 2023. Si yo puedo, cualquier mujer puede», que pretende demostrar que después de los 50 años la salud de la mujer puede mantenerse, si trabaja para ello.

«Al inicio tuvimos que parar de nadar por la llegada de dos ferrys que venían de la estatua de la libertad. En esas ocasiones me quedé flotando sin tener contacto con nada; en cuanto pasaron seguí la travesía, sin parar el reloj en ningún momento», explicó.

Guerra nadó en solitario, a unos 22 grados de temperatura del agua, abastecida de alimentos cada cierto tiempo por el kayak manejado por el mexicano Alex Arévalo y, desde lejos, una embarcación con su equipo.

«Me concentré más en el tiempo que en la distancia y el final fue emocionante; cuando faltaba un abastecimiento, Arévalo me aseguró que si aceleraba podía bajar de ocho horas; di todo y lo conseguimos, estoy muy agradecida. Ahora me toca descansar para regresar el martes a México», señaló.

La mexicana es un ejemplo de superación personal; en el año 2007, a 400 metros de completar el cruce del Estrecho de Magallanes sufrió el ataque de una tonina le provocó fracturas de pelvis, cadera y dos vértebras, además de fracturarle las rodillas en cuatro partes.

Tras meses de convalecencia se recuperó y regresó a la natación de aguas abiertas, con varios trayectos con causa, a favor de campañas relacionadas con el cáncer de mamá y para atraer recursos destinados a alimentar niños de bajo nivel económico.

Entre sus principales logros, la nadadora, que también compitió en carreras de distancias largas y triatlones, está el cruce doble del Canal de la Mancha, en el 2005, y un cruce por las bahías de Huatulco, en el Pacífico mexicano, en el 2006, entre otras destacadas actuaciones.

Aunque se alejará de la competiciones de gran fondo, Patricia continuará como nadadora, en su afán de confirmar que después de medio siglo de vida, una mujer puede mantener una calidad de vida de primera. EFE

gb/og

© EFE 2023. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *