El avance de la Inteligencia Artificial en la Fiscalía de Estado bonaerense

El avance de la Inteligencia Artificial en la Fiscalía de Estado bonaerense

Para entender la IA aplicada al derecho, entrevistamos a integrantes del Laboratorio de Inteligencia Artificial de la Fiscalía de Estado. Agilidad en expedientes, aumento de calidad en desempeño laboral y nuevos proyectos, entre los tópicos expuestos.



El Fiscal de Estado de la provincia de Buenos Aires, Hernán R. Gómez, en el año 2021 creó el Laboratorio de Inteligencia Artificial con el objetivo de impulsar el análisis y la incubación de soluciones de Inteligencia Artificial (IA) a partir de un modelo de innovación abierta que permita acelerar los procesos de investigación y desarrollo

Para su trabajo, la Fiscalía de Estado utiliza VELOX, una plataforma que funciona como base para cada una de las pruebas de concepto o prototipos que se desarrollan, con una arquitectura de microservicios (una sola plataforma que va sumando prototipos que prestan “servicio” al personal de abogacía según necesidades de cada área). 

Actualmente VELOX transita su tercer año de desarrollo en la Fiscalía, funcionando como un banco de incubación y maduración de las soluciones específicas que se desarrollan para las distintas áreas del Organismo. 

En la actualidad existen varias pruebas de concepto en marcha en el ámbito de la Fiscalía de Estado. Entre ellas, la utilización de un modelo predictivo como soporte para la revisión de los recursos ordinarios de apelaciónun prototipo aplicado al proceso de amparo por mora, otro que asiste a los abogados y abogadas en la confección de la vista fiscal en los procedimientos donde tramitan reclamos de intereses por mora en la cancelación de facturas y, el más reciente, un prototipo para asistir a los abogados y abogadas en la confección de las vistas fiscales en los trámites de jubilación digital.

Para ahondar en estos avances, realizamos una entrevista en el quinto piso del Organismo junto con el Responsable del Laboratorio, Mariano Cervellini, el licenciado en sistemas y responsable del equipo de desarrollo, Miguel Carbone,  y el profesional de la Subsecretaría en lo Administrativo y Contencioso, Blas Szelagowski,  que colaboró oportunamente como experto del área en el desarrollo de la prueba de concepto llevada a cabo en la misma.  

Para comprender el funcionamiento específico de uno de los prototipos, tomamos como ejemplo el que se encuentra implementado en la Subsecretaría referida, que es solo uno de tantos que se desarrollan hasta el día de hoy. Sería imposible mencionar a todos los prototipos trabajados desde el primer año del Laboratorio, como todas las Secretarías involucradas y personas que todos los días dedican tiempo y esfuerzo al perfeccionamiento general.  

En el documento titulado “VELOX: Inteligencia artificial aplicada a las vistas. Una nueva PoC para la gestión interna de la Fiscalía de Estado de PBA”, se especifica la labor. Dicho trabajo ha recibido la mención a la Mejor Exposición de Trabajo en SID – Simposio Argentino de Informática y Derecho 2022 expedida por Sociedad Argentina de Informática (SADIO).

(izq. a der.) Blas Szelagowski, Mariano Cervellini y Miguel Carbone en el Simposio Argentino de Informática y Derecho 2022 

En el ámbito de la Fiscalía de Estado de la Provincia de Buenos Aires se desarrolló una prueba de concepto (PoC) que asiste a los abogados y abogadas en la confección de la vista fiscal que en sede administrativa emite el Fiscal de Estado, con carácter previo a decidir los expedientes en los que se reclama el pago de intereses por mora en la cancelación de facturas. Se trata de otra aplicación de la tecnología desarrollada bajo la denominación VELOX, para pruebas realizadas previamente a fin de explorar técnicas de IA que permitan mejorar el desempeño del Organismo y lograr una eficaz defensa del patrimonio fiscal. 

Para ello, debieron cumplirse distintas etapas o pasos. Primero se evaluó si el volumen de casos o trámites que se despachaban en el área justificaba la automatización del trámite y, siendo así, si esa solución necesariamente requería la aplicación de IA. Ello se hace para evitar el desarrollo de soluciones tecnológicas complejas que no guarden proporción con la problemática que se aborda. 

Luego de dicho análisis se estudió el procedimiento que se iba a automatizar para entender los distintos pasos, intervenciones, datos variables y matices involucrados, a fin de modelar un diagrama de decisiones que representara todas las posibles soluciones al caso, identificando la información que necesariamente debería volcarse a la vista final.

En este punto es que fue necesaria la utilización de Inteligencia Artificial. Para poder detectar intervenciones que son volcadas al expediente en formato de documento de texto plano se utilizó para la representación de los documentos el método de bolsa de palabras (BoW, por sus siglas en inglés), ampliamente aplicado en la categorización de textos, y se aplicó para su detección la técnica de aprendizaje automático supervisado (clasificador SGDClassifier). Se le brindó al modelo un conjunto de datos etiquetados que representaban cada una de las intervenciones que se deseaba detectar en el expediente para que, posteriormente, el modelo pudiera identificar los patrones característicos de cada documento y reconocerlo.

Una vez que se logró que el modelo identificara las intervenciones, se trabajó en un sistema que extrajera de ellas los datos necesarios para elaborar la vista y las volcara en los modelos o plantillas prediseñados por los profesionales del área. 

Mediante la automatización y la predicción inteligente se llegó a un punto de simplificación inédita en el marco de esta clase de trámites en particular: “Llegamos a un nivel de automatización o semi automatización que el abogado lo único que tiene que hacer es subir el expediente administrativo, que está digitalizado y cargar una fecha”, comenta Miguel Carbone. 

Blas Szelagowski comparte: “En nuestra área (Subsecretaría en lo Administrativo y Contencioso) el sistema requiere solo un dato para elaborar todo lo que debería elaborar el abogado”. Constantemente están preguntándose cómo agilizar el trabajo. “Lo que se busca es crear soluciones específicas que aporten pequeños cambios para mejorar la calidad y velocidad de intervención para que en el conjunto mejoren el resultado global”, aclara sobre el ahorro del tiempo. Las pequeñas soluciones automáticas que ya puede hacer una máquina dejan espacio al profesional para dedicarse a temáticas más complejas 

Probamos prototipos -dice el Responsable del Laboratorio, Mariano Cervellini-. Si no funciona lo descartamos aprendiendo de esos errores. Muchos de los que probamos se descartaron, otros están funcionando hoy día. Para eso es un Laboratorio. Tener un espacio para intercambiar conocimiento. Vincularnos con Universidades, entidades académicas, organizaciones de sociedad civil, para intercambiar información. También para sensibilizar a los y las agentes, para que conozcan, y aprendan cómo los puede ayudar”.  

Del equipo, Mariano Cervellini es abogado, Magíster en Derecho Administrativo y Especialista en Derecho Informático, ha realizado un posgrado en Inteligencia Artificial y Derecho, y cuenta con certificaciones en Legal Project Practitioner y Argentina Programa. Miguel Carbone es Licenciado en Sistemas y Especialista en Inteligencia de Datos orientada a Big Data. Blas Szelagowski, también abogado de la Subsecretaría en lo Administrativo y Contencioso, participa en carácter de colaborador, y se ha capacitado – al igual que Mariano y Miguel – a través del Programa de Formación Multidisciplinario de Inteligencia Artificial – IALab-UBA en Gobernanza de Datos, Gobernanza de IA y Diseño y Despliegue de IA, así como en programación en lenguaje Python. 

La capacitación permanente del personal de la Fiscalía de Estado es una política institucional sostenida con el aporte de los profesionales de todas las áreas que la integran. En ese marco, el Laboratorio también participa en el dictado de cursos de sensibilización y formación en el uso y desarrollo de la IA, especialmente orientada a la función pública. 

La ventaja de trabajar en un equipo multidisciplinario redunda en una mayor comprensión de las posibilidades y límites de cada campo: saber si lo que requieren los profesionales del área es viable, en qué términos se puede realizar un desarrollo determinado, qué características tiene cada parte del proceso y cómo se relacionan ambos roles”, comparte Mariano. 

En tal sentido, la incorporación de recursos humanos del Organismo y del resto de la Administración Pública provincial es una necesidad fundamental del Laboratorio para enriquecer su equipo de trabajo con los perfiles requeridos, así como el financiamiento para mejorar el prototipo VELOX y poder avanzar con la investigación y aplicación de técnicas más sofisticadas. 

Respecto al uso de las herramientas desarrolladas señalan que es importante usar a conciencia las mismas: “El uso de VELOX no releva al/a la profesional a cargo de su responsabilidad primaria sobre el contenido de los documentos que se generan automáticamente ni de las predicciones realizadas”.  

En tal sentido, siempre se hace hincapié en que estas tecnologías son “asistentes” del profesional, y no sustituyen su rol sino que lo redefinen, siendo fundamental la intervención humana, especialmente en procedimientos donde el Estado decide peticiones de los particulares. 

Llevamos 2 años de camino recorrido y son 6 los prototipos que llevamos adelante”, cuenta Mariano Cervellini y aclara que el Laboratorio se encuentra estudiando permanentemente nuevas líneas de investigación para aplicar mejoras a las tareas del Organismo. “También estamos investigando en lo que es reconocimiento de objetos para poder extraer texto de imágenes. Esa línea de desarrollo está activa actualmente”, comparte. 

Asimismo reafirma el concepto de que no se aplica Inteligencia Artificial si no es necesario. En el caso en que la programación tradicional pueda resolver un problema de una forma más simple no se avanza con una solución compleja innecesariamente: “no tiene ningún sentido la tecnología por la tecnología misma”.  

Sobre el final comenta que al día de hoy VELOX permite aplicar soluciones en etapa de prueba de concepto o prueba piloto. Para la implementación – es decir, salir de la prueba y testeo para utilizarlo de forma masiva – hay un cierto camino a recorrer todavía. La idea en desarrollo es que VELOX esté integrado a éFiCa, el sistema de gestión de la Fiscalía de Estado desarrollado por el Centro de Informática de la Fiscalía de Estado (CIFE), dependiente de la Subsecretaría de Innovación y Desarrollo Tecnológico.

Mariano cree que este tipo de tecnologías ayuda a la capacidad de trabajo de la persona, “no es que quita trabajo”. Para él la IA viene a ayudar, para que las personas dejen de hacer actividades repetitivas y pasen a hacer funciones de mayor calidad. “Tampoco creemos que sea posible que una IA reemplace a las personas”, cierra.


Links de interés:

Creación del “Laboratorio de Inteligencia Artificial para la Fiscalía de Estado” (FEPBA IALab) 

Utilización de un modelo predictivo como soporte para la revisión de los recursos ordinarios de apelación 

VELOX: Inteligencia artificial aplicada al proceso de amparo por mora. Un prototipo para la gestión interna de la Fiscalía de Estado de PBA 

VELOX: Inteligencia artificial aplicada a las vistas. Una nueva PoC para la gestión interna de la Fiscalía de Estado de PBA

NOTAS RELACIONADAS

footer

Top

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *