“Contra Alex Saab y Camilla Fabri, la narración tóxica de las redes sociales”. Entrevista al analista de medios, Roigar López | Por: Geraldina Colotti

“Presidente Joe Biden, nos dirigimos a usted con la finalidad de solicitar una acción humanitaria urgente que contenga la liberación del diplomático venezolano, Alex Saab“. Así comienza el llamamiento, dirigido al presidente de los Estados Unidos por una larga lista de asociaciones, movimientos y organizaciones internacionales. Sobre el caso de Alex Saab, secuestrado el 12 de junio de 2020 en la isla de Cabo Verde cuando regresaba de una misión humanitaria y posteriormente deportado a Miami, hemos hablado con Roigar López. Geólogo, analista de medios y comunicador popular, Roigar forma parte del Movimiento Free Alex Saab, en el que se ocupa de campañas digitales y redes sociales. Lo hemos encontrado en Bruselas durante la Cumbre de los Pueblos, que acompañó a la cumbre UE-CELAC. Junto a Fravia Márquez, Roigar mantuvo varios debates sobre el caso, y nos concedió esta entrevista.

Como analista de medios digitales, ¿qué opina de la campaña en las redes sociales contra el diplomático Alex Saab y cuales han sido las contramedidas del movimiento?

Hemos visto cómo, especialmente en las redes sociales, se ha intentado construir e imponer una narrativa proimperialista y antivenezolana, utilizando el caso de Alex Saab. Nuestro compromiso, como Movimiento Free Alex Saab, ha sido desmontar pieza por pieza esta falsa campaña. Mostramos cómo el lawfare desatado contra una persona, un diplomático que representa al gobierno de Maduro, era parte de otra agresión contra Venezuela. A medida que desmontábamos pieza a pieza estas falsedades, vimos emerger la estatura de nuestro diplomático, que no se rindió, como esperaba el gobierno norteamericano, que no traicionó, y por eso se convirtió en un símbolo, en un importante referente contra el imperialismo, y que trató de comunicar un mensaje de resistencia al mundo: a través de la publicación de un libro; a través de las pocas entrevistas que logró difundir; y luego a través de un conmovedor mensaje, grabado por su esposa, Camilla Fabri, durante una llamada telefónica desde la prisión. Una resistencia que multiplica nuestra voluntad de luchar por su liberación. También hay que decir que el tema Saab produce muchas visualizaciones, y por ello es utilizado por todo aquel que quiere hacerse ver en la red, mezclándolo con todo tipo de falsedades que se retroalimentan y crecen, aunque no tengan base, como el Movimiento demuestra constantemente.

¿Cómo influyó esta campaña en los asuntos judiciales del diplomático?

El de Alex es un juicio ilegal, fruto de una detención ilegal que hay que calificar como secuestro. Una de las primeras victorias de su defensa, tras su segundo secuestro por el que el gobierno de los Estados Unidos lo llevó a juicio en Miami, fue haber desmantelado 7 de los 8 cargos construidos sobre la base de esa campaña de mentiras, y en la que se basaron, por ejemplo, en una compra con tarjeta de crédito para decir que fue lavado de dinero. Hemos leído el expediente de acusación de Miami, todo basado en cuentas anónimas de Twitter e capturas de pantallas, y fake news imposibles de sustentar. La justicia gringa ha tratado de aplicar el mismo método de presión que ha funcionado con otros empresarios venezolanos: armar una campaña de fuertes acusaciones para que traicionen. Excepto que no funcionó con Alex, y la operación se le está convirtiendo en un boomerang.

Contra la italiana Camilla Fabri, esposa del diplomático, se utilizó el estereotipo de género para demoler su credibilidad. ¿Cuál fue la muestra de este ataque en las redes sociales?

Los ataques contra Camilla fueron xenófobos por un lado y machistas por el otro. Querían denigrar a una mujer como tal porque en un momento de la adolescencia había tenido el deseo de ser modelo. Más grave aún, los medios de comunicación difundieron fotos tomadas de su perfil cuando era menor de edad y que ella puso como cualquier adolescente. Un comportamiento inaceptable por parte de estos medios.

¿Qué mensaje trajo el Movimiento Libre Alex Saab a la Cumbre de los Pueblos?

La denuncia la presentamos en nombre del presidente Nicolás Maduro quien, desde el primer momento del secuestro de nuestro diplomático, llamó a desarrollar un movimiento poderoso a nivel nacional e internacional. Este es un importante espacio de encuentro, un espacio más de lucha y discusión, donde hay una presencia importante de nuestro gobierno, hay movimientos sociales y representantes políticos de la izquierda de nuestro continente y de Europa. Una oportunidad importante para avanzar en la construcción de una posición antiimperialista común, que Venezuela siempre ha perseguido.

En los últimos meses se han producido dos eventos importantes que se han centrado en la liberación de Alex Saab: el Foro internacional sobre el Lawfare, y el discurso de la abogada Laila Tajeldine en Naciones Unidas en Ginebra. ¿Qué resultados ha traído el Movimiento Free Alex Saab y cuáles serán los próximos pasos?

El Foro Internacional sobre el Lawfare, a tres años del primer secuestro de Alex Saab, ocurrido en Caracas, contó con la presencia de más de 50 invitados internacionales de todos los continentes. Nos permitió tocar la presencia de muchos compañeros de varios países que se oponen al uso creciente del poder judicial con fines políticos contra los movimientos sociales, personas, instituciones. Usted mismo habló de Italia, de cómo la criminalización de los movimientos, de la oposición radical, y luego la reducción de los problemas sociales a problemas de orden público, fue la punta de lanza de un proceso de judicialización de la política que se ha generalizado, y que ha dado una delegación en blanco al poder judicial por parte de la política. Fue un momento importante de discusión y también el comienzo de la construcción de una red más grande.

Otro evento muy importante tuvo lugar en Ginebra, sede de la Oficina de las Naciones Unidas, que permitió la difusión de nuestro mensaje en presencia de los medios de comunicación, misiones internacionales de los distintos países, instancias políticas. Los abogados de Alex Saab pudieron ilustrar la posición de Venezuela y brindar una explicación clara y concreta del caso a nivel legal y político. Lamentablemente, no hay fechas determinadas desde el punto de vista procesal. El 23 de diciembre de 2022, en Nochebuena, la corte norteamericana formalizó una decisión política ya tomada al momento del secuestro. Inventaron que, dado que el entonces autoproclamado “presidente interino” de Venezuela, Juan Guaidó, no designó como embajador a Alex Saab, entonces EE.UU. no le reconoce estatus diplomático, lo que implicaría su liberación inmediata. Por eso siguen inventando dilaciones y pretextos inexistentes. Incluso los periodistas de derecha que cubrieron el caso lo admiten. Todavía no hay fecha fijada para el proceso de apelación, porque claramente es un caso político en el que Estados Unidos está tratando de presionar a nuestro compañero hasta el último minuto.

¿Y cómo está su salud?

Desde marzo, cuando se quejó de que vomitaba sangre y que eso podía significar la reaparición del cáncer de estómago que padecía, no ha tenido derecho a un tratamiento médico adecuado. Seguimos exigiendo a las autoridades estadounidenses que le permitan la visita de su médico de confianza y la atención médica que necesita un paciente con cáncer como Alex.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *