Cuando se hace mención a México es frecuente la asociación a aquellos lugares que representan la historia antigua que sus habitantes mantienen viva, la cultura, los monumentos históricos, como la pirámide de Chichén Itzá, su amplia naturaleza o aquellos artistas reconocidos que habitaron el suelo mexicano.

Según datos del Banco Mundial, hasta el año 2022, el país latinoamericano tenía más de 127 millones de habitantes distribuidos en los 32 estados que lo conforman y como menciona la página de Relaciones Exteriores del gobierno de México, si bien el español es la lengua oficial, debido a las distintas culturas que habitan allí, se reconocen más de 66 lenguas nativas. 

National Geographic hizo una selección de datos sobre México que son de gran relevancia pero que no son tan reconocidos.

Aunque a nivel mundial, desde hace mucho años es conocido y coloquialmente llamado de esa manera, formalmente no se llama México. Según datos brindados por la página de Relaciones Exteriores del gobierno mexicano, la nomenclatura oficial es Estados Unidos Mexicanos,  muy similar a la estadounidense.

El país latino podría ser más grande de lo que es actualmente, debido a que muchos de los territorios que estaban dentro de sus límites fueron vendidos y cedidos a Estados Unidos. Según menciona el artículo titulado “La Invasión Estadounidense”, que la Secretaría de Defensa Nacional publicó en la página web oficial del gobierno mexicano, Luisiana fue comprado por el país norteamericano en 1803, mientras que por medio del Tratado Adams-Onís en 1819, España cedió lo que actualmente es Florida. Todo esto ocurrió, según señala el documento, en términos de una política expansionista que realizó EE.UU.

La situación continuó en 1821 cuando México se independizó y empezó el diálogo con el país estadounidense para demarcar los límites entre ambos territorios. Fueron muchos los años de luchas que quedaron truncos para México ya que Estados Unidos se quedó con 10 estados, entre los que están Nueva México, Texas, California, Arizona, Colorado, entre otros.

(Podría interesarte: Los 4 monumentos históricos más importantes de México)

La conocida bandera mexicana no fue la única en su historia, antes de llegar a la actual hubo varias que la precedieron y que varían dependiendo del contexto y la coyuntura en la que se encontraba el país en ese entonces.

De acuerdo con lo que menciona el artículo “Historia de la bandera de México”, publicado en sitio web del Gobierno de México, son cuatro los estandartes reconocidos como oficiales

La primera fue la insignia que portaba la imagen de la Virgen de Guadalupe que la portó Miguel Hidalgo y Costilla en el llamado Grito de Dolores (también conocido como Grito de Independencia, fue una acción que dio puntapié inicial para comenzar con la búsqueda de la independencia, se le adjudicó a Hidalgo y ocurrió el 16 de septiembre de 1810).

La segunda bandera se remonta a 1821. Con México ya independizado y Agustín de Iturbide al mando, se acoge la bandera con los tres colores del primer gobierno mexicano. Algunos textos la mencionan como la primera. Aquí ya tenía la imagen del águila encima de un nopal junto a la corona del Imperio y el escudo. 

La tercera bandera fue la del imperio de Maximiliano I de México. Esta era diferente a las anteriores, ya que era un nuevo diseño, en cada una de sus esquinas contaba con un águila coronada. En aspectos generales se asemejaba al Escudo Imperial Francés de ese entonces y fue insignia de México hasta la muerte del gobernante.

Recién en 1968, y por decreto nacional se acogió a la actual bandera. Se dio en la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz y tiene los tres colores, rojo, blanco y verde, al águila parada sobre el nopal y devorando a la serpiente. Esto se encuentra en ambos lados de la bandera.

(Lee también: ¿Qué es el Día de los Muertos?)

México es un país lleno de cultura y amplia gastronomía que marca cada uno de sus platos. Es por eso que ingresó en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). 

Según el artículo “La cocina tradicional mexicana: Una cultura comunitaria, ancestral y viva y el paradigma de Michoacán”,  la gastronomía mexicana es un modelo cultural completo ya que abarca toda la cadena alimentaria, desde el sembrado, la cosecha, la preparación de las comidas y su posterior degustación

Además a eso se le suma el conocimiento, las técnicas ancestrales y culinarias y las costumbres.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *