EEUU.- Seis exagentes de Misisipi (EEUU) se declaran culpables de torturar a dos hombres negros

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) –

Seis exagentes de Policía de Misisipi se han declarado culpables este jueves de cargos relacionados con haber torturado a dos hombres negros a principios de este año, según ha informado el fiscal federal para el distrito sur del mencionado estado estadounidense.

Según la Fiscalía, los policías asaltaron a los dos hombres en la casa en la que residían en el condado de Rankin, siendo arrestados sin causa probable, detenidos ilegalmente, golpeados, torturados y acusados falsamente de delitos graves.

«Los seis policías blancos involucrados en este asalto buscaron deshumanizar a sus víctimas y enviar un mensaje de que estos dos hombres negros no eran bienvenidos», ha indicado la fiscal general adjunta para derechos civiles del Departamento de Justicia, Kristen Clarke.

Así, ha indicado que esposaron a las víctimas, pronunciaron insultos racistas y lenguaje despectivo, dispararon un arma para asustar a las víctimas, les obligaron a beber líquidos como aceite de cocina, leche o alcohol. También les golpearon y les robaron efectos personales.

«Este curso de conducta abominable culminó con el acusado Elward forzando el arma de fuego (…) en la boca de una de las víctimas y apretando el gatillo en un intento de asustarlo. Hizo esto no una, sino dos veces, y cuando lo hizo por segunda vez, una bala atravesó la boca y la garganta de la víctima y salió por el cuello causándole heridas mortales. Sorprendentemente, la víctima sobrevivió al tiroteo a pesar de que estos acusados lo dejaron tirado en el suelo, chorreando sangre, durante un tiempo considerable sin brindarle atención médica», ha explicado Clarke.

La fiscal ha agregado que los agentes se inventaron una historia falsa para «tratar de encubrir su mala conducta», mintiendo sobre su ingreso ilegal a la residencia de la víctima, acusar a las víctimas de delitos que no cometieron y fabricar pruebas para usarlas en contra de estos, colocando casquillos de balas y ropa.

Así, ha destacado que «cualquier acto de abuso policial amenaza la administración de justicia, erosiona la confianza entre el público y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, e infunde miedo en las comunidades que son blanco de tales abusos».

«Los detalles de los delitos que cometieron estos acusados son un ejemplo horrible y descarnado de mala conducta policial violenta que no tiene cabida en nuestra sociedad actual», ha sentenciado la fiscal.

El documento de la acusación, consultado por la cadena CNN, señala que estos exagentes «se autodenominan ‘The Goon Squad’ (El escuadrón de matones), debido a su disposición a usar fuerza excesiva y no denunciarlo». El incidente, que ocurrió el 24 de enero, salió a la luz después de la presentación de una demanda civil federal.

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *