Cómo hacer una ducha solar casera de agua caliente

Cómo hacer una ducha solar de agua caliente

Hoy exploraremos un diseño innovador y simple para una ducha solar casera. La ducha solar se basa en un principio sencillo: utilizando una manguera de polietileno negro para aprovechar la energía solar y calentar el agua.

El esquema de esta ducha solar es bastante sencillo. En primer lugar, se instala un divisor en la toma de agua de la casa. Luego, se conecta una manguera de jardín, que será la línea de agua fría. Esta es la manguera verde del diseño.

En contraposición a la manguera verde, la manguera negra es de polietileno que se dirige hacia una bobina. Esta bobina, hecha con la manguera de polietileno, tiene la capacidad de calentar casi 8 litros de agua cada 20 a 30 minutos, alcanzando temperaturas de entre 54 – 60 grados aproximadamente.

Para facilitar el control de la temperatura del agua, la ducha cuenta con válvulas en ambas mangueras, la fría y la caliente, además de una válvula que dirige el agua hacia la ducha. Aunque el uso de una válvula extra en la línea de agua fría es opcional, puede resultar útil para ajustar la temperatura de la ducha con mayor precisión.

Cómo hacer una ducha solar casera de agua caliente

La bobina de polietileno negro, que es esencial en este diseño, es simplemente un tramo de 30 m de esta manguera de media pulgada. Durante el verano, puede alcanzar fácilmente temperaturas de hasta 65 grados y tarda alrededor de 20 minutos en calentar el agua a una temperatura adecuada para la ducha. Si el agua caliente se agota, simplemente se debe esperar de 20 a 25 minutos para poder tomar otra ducha de 8 a 10 minutos.

Esta solución para la ducha es extremadamente eficiente en términos de energía y también es muy rentable. Los materiales necesarios para construir esta ducha solar tienen un coste de aproximadamente 15 euros, pero después de esta inversión inicial, el agua caliente será completamente gratuita.

YouTube video

Una ducha solar de este tipo se puede conectar a cualquier toma de agua estándar y es una excelente manera de ahorrar dinero en la factura de gas o electricidad. Aunque la base del diseño es algo improvisada, sirve para ilustrar la idea central: con un poco de ingenio, podemos aprovechar la energía solar para calentar el agua de la ducha de una manera sencilla y económica.

Si te gustó este proyecto, puedes encontrar las instrucciones completas en: www.instructables.com

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

Interacciones con los lectores

Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *