Del aspirador sin bolsa al ventilador sin aspas: los inventos mágicos de sir James Dyson

Hubo un tiempo no muy lejano en que había que buscar el recambio exacto de la bolsa del aspirador para cambiarla. Engorroso, como el mismo aparato. Había que hacer cabriolas para que el cable no se enredara entre las patas de los muebles y llegara a los rincones. Si hablamos en pasado es en (mucha) parte por sir James Dyson, que primero les quitó las bolsas a los aspiradores sin que perdieran succión, y después las liberó del cable y las hizo tipo escoba. ¡Hasta los adolescentes la pasan sin quejarse demasiado!

Luego vinieron los secadores Supersonic, silenciosos, ligeros y ultrarrápidos, las planchas de pelo sin cable, los moldeadores, los purificadores de aire, las luces… Solo se le resistió el coche eléctrico, que no llegó a lanzar cuando estaba listo por cuestión de rentabilidad. En una conferencia en el Palais de Tokyo –con el palo de una aspiradora como puntero– y un excepcional encuentro con periodistas en París, Dyson habló de éxitos, de fracasos y de los jóvenes ingenieros y científicos como el gran motor del cambio. Eso sí, a sus 75 años, está en forma, no piensa en jubilarse y va cada día al trabajo.





A sus 75 años, está en forma, no piensa en jubilarse y va cada día al trabajo

Un aspirador, 5.127 prototipos. “No hay un momento eureka”, afirma con conocimiento de causa James Dyson. Para hacer un aspirador revolucionario con una tecnología propia basada en ciclones necesitó más de 5.000 ensayos. “Cuando empiezas no sabes dónde vas, porque buscas hacer lo que nadie ha hecho nunca. Si intentas ser convencional, y hacer lo que a priori es correcto, harás lo que todo el mundo”, comenta. 

Ensayo y error hasta el triunfo final: facilitarnos la vida: “Nunca me han atraído los productos glamurosos. Quiero hacer productos más eficientes, que utilicen menos energía, con materiales más sostenibles, más prácticos y fáciles de usar”, dice. “Para mí, diseñar va de cómo hacer que algo funcione, no de lo bonito que sea. Un producto se ha de expresar por lo que hace”, afirma. Su estrategia lo ha convertido en una de las mayores fortunas de Inglaterra.

Dyson AirstraitTM

Dyson AirstraitTM

Dyson



La última revolución

¿Una plancha que seca y alisa simultáneamente el pelo mojado sin placas calientes ni calor extremo? Se llama Dyson AirstraitTM y funciona con un potente flujo de aire concentrado, sosteniendo el mechón entre los dos brazos de la herramienta. “Ofrece la facilidad de uso de la plancha que tanto gusta a la gente, pero con un flujo de aire de alta velocidad que ahorra tiempo, mantiene la fuerza del cabello y consigue un alisado natural todos los días”, explica James Dyson, fundador e ingeniero jefe.

“Admiro a la gente que resuelve problemas”, asegura Dyson. Y “no son los políticos”, especifica al Magazine. Se ha descrito como “perseverante, determinado, impaciente y minucioso”. Antes de crear y dirigir una empresa liderada por ingenieros estudió en el Royal College of Art en tiempos del estimulante Swinging London. Allí se dio cuenta de que la tecnología que hacía funcionar las cosas era tan interesante como el incipiente concepto de diseño. Los primeros en probar sus proyectos son los ingenieros de su empresa “mi mujer es muy crítica”, dice con humor inglés. “Evalúan su funcionamiento, no si les gustan o no. Que un secador tenga un agujero en medio hace que se recuerde, pero además ha de funcionar de maravilla”, comenta.

Admiro a la gente que resuelve problemas. Y no son los políticos”



“Cree en tus instintos más que en la experiencia de los demás”, aconseja a los jóvenes. Apuesta por ellos “porque no tienen miedo, ni ideas preconcebidas de cómo han de hacerse las cosas y se adaptan mejor a un mundo que cambia muy rápido”, dice. Mira al futuro con optimismo y sin miedo a las nuevas tecnologías: “Abren perspectivas interesantes y solucionarán problemas históricos de unos productos que podrán repararse solos y ganar en eficacia”, augura.

Dyson Zone

Dyson Zone

Dyson

Lo que viene

Atentos a los Dyson Zone, unos auriculares con cancelación de ruido espectacular que pueden incorporar un purificador de aire para respirar aire puro en plena contaminación urbana.

Entre sus últimos proyectos compartibles está plantar cara a los efectos de la contaminación urbana. En el último semestre del año llegarán a España unos auriculares con reducción de ruido que parecen de ciencia ficción: pueden acoplar un purificador de aire que cubre nariz y boca y es capaz de capturar el 99% de la contaminación por partículas de hasta 0,1 micras.



Lee también



Por Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *