Ultimas Noticias

Una ovación inédita, las lágrimas de Rudy y un adiós para la historia: «Fue una noche mágica, la recordaré toda la vida»

Faltaba un minuto y medio para que el partido acabase. El Real Madrid ya tenía el partido sentenciado, en gran parte, gracias a él. Y entonces llegó uno de los momentos más impresionantes que se puedan vivir en una cancha de baloncesto. Chus Mateo decidía cambiar a Rudy Fernández, ese cambio que todo técnico hace cuando uno de los suyos ha bordado su actuación. Y si a eso se le sumaba lo especial que era en esta ocasión por lo que significaba -si la serie acaba en Murcia, la noche de este lunes Rudy Fernández habrá dicho adiós a su gente-, todo se incrementaba aún más. En ese momento, todo el WiZink Center se puso en pie. Era el momento de despedir a su leyenda, esa que, además, hoy se había vestido de héroe para liderar la victoria de los suyos. Esa a la que hoy habrán visto por última vez en casa con la camiseta del Madrid.

«Es emoción, sigue emocionado ahí dentro, yo me quedé ahí fuera como un aficionado más mirando», admitía tras lo vivido su compañero Edy Tavares, que junto al resto de la plantilla blanca se quedó a aplaudir a Rudy. Y no era para menos. Durante 15 minutos, sin parar, el minuto y medio de juego que quedaba dio exactamente igual. «Rudy Fernández, lolololololo, Rudy Fernández…«, coreaba al unísono el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Y el alero, lleno de lágrimas de emoción, no dudó en corresponder a los suyos acercándose a saludarles una vez sonó el bocinazo final. Tras lo que junto a su familia, con sus dos hijos emocionados, dijo adiós a los suyos.

«Es uno de los mejores jugadores españoles que ha dado el baloncesto sin duda. Pero eso hoy ha dado un paso más con la afición. Eso que se ha vivido denota, no sólo el cariño, sino los valores humanos que ha transmitido a lo largo de su carrera. A nivel de carácter, de cómo se entrega, de cómo pelea, de cómo se deja la vida pese a los golpes, transmite muchísimo de su forma de jugar e identificarse con el escudo», le elogiaba su entrenador, Chus Mateo, que admitió que «nunca se había vivido algo parecido»: «Eso se contará a hijos y nietos lo que se vivió con Rudy. Qué bonito cuando la gente te quiere tanto. Algo así lo he escuchado en la ópera cuando un tenor hace una obra maestra, pero en baloncesto nunca. Ha sido emocionante ver a Rudy llorando, con sus compañeros… Es muy merecido y quedará para el recuerdo porque es algo diferente», dijo justo después de que el propio Rudy agradeciese todo lo vivido.

«Quiero agradecer a toda la gente, ha sido un momento muy especial, pero esto no acaba aquí. Respetamos mucho a Murcia y es verdad que esto podía ser una despedida, pero podría haber quinto partido tal y como está jugando Murcia», empezó Rudy. Para luego deshacerse en elogios a su Real Madrid: «Ya dije que fue la mejor decisión venir aquí. Me llevo experiencias para toda la vida. He visto a la afición y valoro mucho lo mismo que ellos me valoran a mí«.

«Es difícil mantener la cabeza fría con esto, pero soy consciente de que en el deporte pueden pasar muchas cosas. Ha sido una noche mágica, una noche que voy a recordar toda la vida. Me acuerdo cuando mi padre me tiró una pelota y empecé a caminar en una pista en Mallorca, todo el camino hasta ahora y tener el escudo por delante de todo. Es lo que soy y es algo que ha visto la afición y me lo ha reconocido», explicaba.

Y es que es algo que nunca se hubiera imaginado: «No me imaginaba nada cuando llegué. Es cierto que era un grandísimo club, pero no lo imaginaba. Es que es una gran familia para mí. El grupo de toda la gente que trabaja aquí hace mucho más fácil y llevadero todo esto. Estámuy bien la trayectoria, pero me quedo con las vivencias«. Porque lo cierto es que no se entiende ya a este Real Madrid sin Rudy… aunque a partir de ahora habrá que empezar a hacerlo.

Porque desde ese lock out de 2011, todo cambió. «Seguramente si no hubiera venido mi carrera no hubiera sido así. Es la mejor decisión que tomé como deportista. Y lo demuestran esos 15 minutos que la gente ha coreado mi nombre», decía. Y no dudó en confirmar, «si el entrenador así lo considera», que jugará en Murcia. Esa plaza donde si el Real Madrid logra una victoria, cerrará de forma oficial su ciclo como jugador con el Real Madrid a expensas de despedirse oficialmente de las canchas este verano -a poder ser en París- con la camiseta de la Selección.

[
,
, ovacion,igual,lagrimas,leyenda,rudy,adios,historia,noche,magica,noche,recordar,vida

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button