convocaMacron

Macron convoca elecciones legislativas en Francia tras la victoria arrolladora de Le Pen en las europeas

Macron convoca elecciones legislativas en Francia tras la victoria arrolladora de Le Pen en las europeas | Elecciones europeas 2024 | Noticias | EL PAÍS

_
_
_
_

Macron convoca elecciones legislativas en Francia tras la victoria arrolladora de Le Pen en las europeas

La extrema derecha recoge uno de cada tres votos. El presidente disuelve la Asamblea Nacional: “No puedo hacer como si no hubiese ocurrido nada”

El presidente francés, Emmanuel Macron, anuncia la disolución de la Asamblea Nacional tras las elecciones europeas, este domingo en París.Foto: SARAH MEYSSONNIER (REUTERS) | Vídeo: EPV

La derecha nacionalista de Marine Le Pen ha ganado las elecciones europeas en Francia con una rotundidad rara veces vista y ha infligido a Emmanuel Macron, un presidente que hace del europeísmo su principal bandera, la más severa de sus derrotas. Uno de cada tres electores han optado por la lista del Reagrupamiento Nacional (RN), encabezado por Jordan Bardella. Macron no ha tardado en reaccionar a los resultados y ha anunciado en un mensaje televisivo la disolución de la Asamblea Nacional. El presidente ha convocado elecciones legislativas para el próximo 30 de junio, con la segunda vuelta fijada para el 7 de julio. “No puedo hacer como si no hubiese ocurrido nada”, ha afirmado el presidente francés en su discurso.

“El aumento de los nacionalistas y los demagogos es un peligro para nuestra nación, y para Europa”, ha advertido después. “Hoy los desafíos que se nos presentan, se trate de los peligros exteriores, del desarreglo climático y sus consecuencias, o las amenazas a nuestra propia cohesión, estos desafíos exigen la claridad en nuestros debates, la ambición para el país y el respeto para cada francés. Por ello (…), he decidido volverles a dar la elección de nuestro porvenir parlamentario por medio del voto. Disuelvo esta noche la Asamblea Nacional”, ha añadido.

El RN ha obtenido un 32,4% de votos, según la estimación del instituto Ifop para la cadena TF1, casi 10 puntos más que en las europeas de 2019. El RN será posiblemente primera delegación de un partido nacional en la nueva Eurocámara. La candidatura de Renacimiento, los partidarios de Macron encabezados por la eurodiputada Valérie Hayer, ha obtenido menos de la mitad de votos que la extrema derecha, un 15,2%. Hace cinco años sacó un 22,4%.

En tercera posición ha quedado la lista del Partido Socialista y Plaza Pública, encabezada por el líder de esta pequeña formación, Raphaël Glucksmann, con un 14,3%. Es un rayo de esperanza para la socialdemocracia francesa, prácticamente desaparecida durante los años de Macron y minoritaria en la izquierda ante la hegemonía de La Francia Insumisa (LFI), el partido soberanista y euroescéptico de Jean-Luc Mélenchon. LFI saca un 8,3%.

La participación ha superado el 50%, la más elevada en unas elecciones europeas en los últimos 30 años. Estas elecciones “han cambiado de estatus”, valoraba un experto demoscópico este fin de semana. Una explicación es que, entre las presidenciales de 2022 y las municipales de 2026, esta era la única convocatoria electoral prevista, y la única oportunidad, por tanto, para que los votantes juzgasen a los gobernantes en las urnas. Le Pen y Bardella han intentado plantear esta cita como un referéndum sobre Macron, y les ha salido bien.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Para encontrar una victoria de dimensiones comparables a la lista de Bardella, hay que remontarse a 1984. Ese año, ganó las europeas en Francia, con un 43% de votos, una coalición de partidos de centroderecha encabezada por Simone Veil, superviviente de Auschwitz, artífice de la legalización del aborto en su país y primera presidenta de la Eurocámara. Los triunfadores de hoy son sus adversarios de entonces: el emergente Frente Nacional de los ochenta, viejo partido ultra fundado, entre otros, por colaboracionistas con la Alemania nazi, y antecesor del actual RN.

Marine Le Pen y el candidato europeo del Reagrupamiento Nacional, Jordan Bardella, camino de la tribuna para dirigirse a sus seguidores, este domingo en París.
Marine Le Pen y el candidato europeo del Reagrupamiento Nacional, Jordan Bardella, camino de la tribuna para dirigirse a sus seguidores, este domingo en París. Sarah Meyssonnier (REUTERS)

La campaña, como en otros países, se ha disputado en clave nacional, pero las extrapolaciones para las elecciones presidenciales de 2027, a las que Macron, reelegido en 2022, no puede volver a presentarse y en la que Le Pen se postula como candidata, son arriesgadas. Las europeas no suelen anticipar el resultado de los comicios electoral. Es habitual que los votantes utilicen las europeas para sancionar a quien ocupa el poder: los de Le Pen ya ganaron las europeas de 2014 y 2019. En ningún caso, sin embargo, con tanto margen. Y esto es lo que ha hecho saltar todas las alarmas en el Elíseo y preparar precipitadamente un discurso del presidente.

El amplísimo triunfo del RN es un paso de gigante en su ambición de ser considerado un partido fiable y aceptable en el paisaje político francés. No solo eso. El resultado del 9-J acredita que definitivamente ha roto los diques que le mantenían en los márgenes de la centralidad política, y que se ha consolidado como opción preferente en buena parte de las categorías socioeconómicas y demográficas. En el RN, están convencidos de que este resultado es “el primer paso hacia el Elíseo”, dijo en vísperas del voto responsable de este partido.

La incógnita era cómo respondería Macron a la humillación electoral. París fue una máquina de especulaciones hasta el discurso televisado. El presidente podía haber cambiado al ministro Gabriel Attal, que ha participado activamente en la última fase de la campaña y pasaba su primer examen en las urnas desde que llegó al cargo en enero. O podía ir más allá, y disolver la Asamblea Nacional para convocar unas elecciones legislativas que el RN tiene muchos números para ganar. Ha optado por la opción más arriesgada.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Marc Bassets

Es corresponsal de EL PAÍS en París y antes lo fue en Washington. Se incorporó a este diario en 2014 después de haber trabajado para 'La Vanguardia' en Bruselas, Berlín, Nueva York y Washington. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).

Tu comentario se publicará con nombre y apellido

Normas

Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS

Recomendaciones EL PAÍS

Recomendaciones EL PAÍS

_
_

Inicia sesión o regístrate gratis para continuar leyendo en incógnito

Suscríbete y lee sin límites

Ver opciones de suscripción

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button